Tarta de ricota o requesón vegetal

, , No Comments
Las cosas como son: siempre he sido una mujer golosa, capaz de saltearme el almuerzo con tal de llegar con amplio espacio en el estómago para la merienda. Con más razón si ésta trae consigo una tarta de ricota

No obstante, extrañamente, nunca he sido una gran cocinera de platos dulces; esas extrañas características que nos hacen incoherentes (¡oh; adorada incoherencia!). Sea como sea no quería dejar fuera de Pizza Vegetal algunas recetas dulces sencillas y sabrosas. Hoy, tarta vegetal de ricotarrrr (¡Perdón por el plagio, Joaquín Reyes!).

Si bien me gusta mucho inventar al máximo en la cocina, cuando se trata de lograr algo específico, prefiero tomar como referencia alguna receta de quienes de verdad conocen los misterios de la cocina y las comparten con nosotros. En esta ocasión me he basado en la receta de ricota vegana o requesón publicado en Dimensión Vegana (¡Qué sería de los veganos sin el fantástico Javier Guarascio y su equipo! ¡Gracias, chicos!). Una vez tenemos la ricota pasamos a preparar esta tarta de ricota vegetal.

¿Les apetece una porción de tarta de ricota?
¿Les apetece una porción de tarta de ricota?

Ingredientes


Para preparar la tarta de ricota vegetal tenemos que elaborar por un lado la masa y luego endulzar la ricota para que quede bien sabrosa.

Para la masa vamos a necesitar:

* 150 gramos de margarina vegetal
* 25 gramos de levadura
* 150 gramos de azúcar (preferentemente, glas)
* Leche suficiente como para humedecer la mezcla

Para el relleno de la ricota necesitaremos:

* 400 gramos de ricota
* 1 taza de leche de soja
* 1/4 de limón rallado
* 1/4 taza de harina
* 150 gramos de azúcar

Una tarta húmeda y sabrosa
Una tarta húmeda y sabrosa

Preparación


1—Comenzamos preparando la masa: debe quedarnos arenosa y húmeda por lo que debemos trabajarla poco. Simplemente mezclamos todos los ingredientes y la dejamos en un lugar templado para que la levadura comience a actuar y los ingredientes se sazonen.

2—Colocamos la leche, la ralladura del limón, el azúcar y la harina en una cazuela y la llevamos a fuego lento. Prepararemos un símil de crema pastelera para darle consistencia a la ricota y dotarla de esponjosidad.

3—Una vez que nuestra mezcla hierve tenemos que mezclar sin cesar para evitar que se pegue o se apelotone. Y batimos hasta que notamos que tiene una linda consistencia. ¡Ojo! no debe quedar del todo espesa.

4—Agregamos la ricota a nuestra "crema pastelera" y batimos bien hasta que se unifiquen completamente. Apartamos del fuego mientras pasamos a trabajar con la masa.

5—Enharinamos nuestro lugar de trabajo y sin manosearla demasiado estiramos la mitad de nuestra masa. Luego la colocamos en una fuente previamente enmantecada y enharinada.

6—Preparamos la otra parte de la masa que hará de tapa de nuestra tarta. Y la dejamos lista.

7—Distribuimos la ricota sobre la base de nuestra tarta intentando que quede pareja; sellamos la tarta con la tapa y la llevamos a fuego medio: unos 150°. Podemos espolvorear azúcar glas en el tope para darle más color. (Recordemos que siempre que cocinamos es conveniente precalentar el horno para que la comida se cueza de forma pareja).

***

Ahora sólo tenemos que esperar. Y la tarta de ricota es justamente un dulce que sabe de la importancia de la paciencia ya que cuanto más se estaciona adquiere más sabor. Así que les deseo que no sean tan golosos como yo y que sepan darle el debido tiempo para que se enfríe y se sazone y poder disfrutar de una deliciosa tarta sin ingredientes de origen animal.

Si eres nuevo en nuestro blog y te ha gustado lo que encontraste, no te olvides de seguirnos en nuestras redes sociales y de dejarnos tus sugerencias en nuestro formulario de contacto. ¡Nos vemos prontito! Besorrrr. (Otra vez, ¡perdón Joaquín!)

Una merienda fresca y saludable para el verano
Una merienda fresca y saludable para el verano